Historias reales de Llamas Gemelas del mismo sexo: Dov y Nicole

Llamas Gemelas

Este apartado se centra en compartir y traducir historias de verdaderas Llamas Gemelas alrededor del mundo que han evolucionado en su camino con conciencia y trabajo, y que actualmente están dedicándose a desarrollar su propósito de vida. Conocer otras historias nos permite identificarnos mejor con este camino, entender más en profundidad las claves que desbloquean sus obstáculos, e inspirarnos a seguir con fuerza en este complejo y maravilloso viaje. En este caso, hablaremos de dos Llamas Gemelas del mismo sexo.


HISTORIA EXTRAÍDA DE: TWIN FLAME REVOLUTION.

llamas gemelas del mismo sexo

Dov y Nicole son Llamas Gemelas del mismo sexo que están en unión activa desde hace aproximadamente una década. Aunque experimentaron todas las señales, ninguna de las dos conocía nada acerca de las Llamas Gemelas, ni sabían que ellas lo eran. Se enfrentaron a épocas traumáticas y etapas de euforia, pero durante la mayoría del tiempo, experimentaron su camino sin herramientas y sin las consciencia de quienes eran y de lo que en el fondo les estaba ocurriendo. Acudieron a terapeutas tradicionales, terapias de adicciones, etc. Experimentaron la soledad de forma individual y su matrimonio parecía estar condenado. A continuación, encontraréis parte de su recorrido.

El primer capítulo.

Aún nos acordamos del momento exacto en el que vimos por primera vez nuestras fotos en Internet. Fue familiar, apetecible. Había un deseo abrumador de estar cerca. Nuestra amistad empezó en la distancia a lo largo de casi dos años. La comunicación se limitaba a intercambios digitales, pero comenzamos a sonsacar secretos escondidos de ambas a través de la escritura y el arte. Sin un ápice de romanticismo a la vista, nos arrancamos el ego y fuimos capaces de ser vulnerables… auténticas… hasta llegar a lo elemental: «Te veo. Te honro. Soy amor, te amo incondicionalmente».

Los ocho años siguientes estando juntas estuvieron repletos de dolores en el corazón y enredos enloquecedores. Empezamos una danza creada entre un amor constante y el ego humano: rechazos, intentos de agarrar, carreras, desastres. Compartimos algunos de los mejores años de nuestra vida, aunque apenas pudimos salir vivas de allí. Cada una terminábamos las frases de la otra. Soñábamos sobre cosas que ocurrirían de forma casi inmediata. Hablábamos telepáticamente. Recibíamos mensajes esotéricos a través de nuestro romance. Nos entendíamos en un nivel que nadie habría podido asimilar nunca. A veces, nos sentíamos literalmente llenas de insensatez.

No sabíamos que éramos Llamas Gemelas…

No sabíamos que éramos Llamas Gemelas; todo lo que sabíamos era que estábamos experimentando una realidad surrealista e inexplicable. Pasión, deseo, el florecimiento y el esfuerzo por vivir, mientras luchábamos en el infierno. Momentos de colapso y de querer tirar la toalla. Fue una montaña rusa. Estábamos enamoradas, pero también había momentos en los cuales literalmente nos odiábamos, o más exactamente, nos odiábamos a nosotras mismas. Cada una somos el espejo de la otra.

Nicole se metía sobredosis de heroína, intentando ahogar la vergüenza y la culpabilidad que construyó durante todas esas veces en las que fue infiel a sus propia divinidad. Dov se situaba por encima de sus calamidades mientras rellenaba cada emoción que tenía hasta desconectar por completo, apagándose, llegando a insensibilizarse. Los ciclos parecían absorbernos.

La búsqueda de respuestas.

Por instantes, empezamos a despertar y a recorrer nuestro viaje hacia el recuerdo. Buscábamos direcciones a través de varios guías, psíquicos intuitivos y sanadores. Estuvimos buscando respuestas fuera de nosotras mismas, pero siempre acabábamos con maestros que nos ayudarían a encontrarlas en nuestro interior. Fue realmente NUESTRO verdadero comienzo, pero observado desde fuera, parecía nuestro final.

Nuestro proceso de sanación fue impulsado a gran velocidad desde el momento de nuestra separación. La agonía de una unión rota en la realidad 3D dio un giro a nuestra historia. Ésto fue lo que nos catapultó hasta nuestra Divinidad, nuestra Unión y nuestra indestructible TRINIDAD. Éste es el TRABAJO.

La evolución.

Mientras se enfrentaba a los peores miedos y dolores que Dov jamás había experimentado, empezó a navegar en la realidad de Nicole siéndole infiel y dejándola atrás. Las heridas sufridas en vidas pasadas provocaron un número incontable de detonantes. Después de unos meses de agonía, encontró alguien que la guiaría, y comenzó así a tomar su camino de sanación. Ella no sabía en qué resultaría al final, pero sí sabía que ninguna parte de su ser era capaz de olvidarse de esa conexión – a pesar de todo lo que le decía su entorno. Aprendió a confiar en sí misma y en nuestra conexión. Aprendió que tenía que rendirse ante la realidad 3D pero no a nuestra unión energética. Estuvo limpiando para ambas cada día. Estuvo sanando para las dos. Le hablaba a Nicole de forma telepática y lloraba. Nunca había experimentado tanta agonía.

Nicole se esforzaba por poner orden a todos sus sentimientos, por encontrarse y entenderse a sí misma, y por lidiar con esa confusión que sólo parecía empeorar.

Lentamente, el contacto entre ambas fue aumentando. Nuestro tiempo juntas se hizo más armonioso. Después de aproximadamente un año de separación, empezamos de nuevo a buscar ayuda desde la terapia tradicional y consejeros de pareja. Las sesiones parecían que nos ayudaban en un principio, pero con el tiempo nos iban quitando nuestro poder personal. Los profesionales tradicionales no tenían ni idea de lo que realmente estábamos experimentando en esta unión espiritual y separación. Nos diagnosticaron nuestra ‘noche oscura del alma’ como una depresión, la intuición como ansiedad, y la unión como co-dependencia. Todo se encontraba en sus cabezas. Nuestra frágil conexión 3D empezó a descoserse de nuevo, pero llegadas a ese punto, ambas empezamos a integrar en nuestra vida trabajos de limpieza y a pesar de nosotras mismas, las cosas comenzaron a sanarse.

Fue el trabajo. 

El reencuentro.

Nuestro reencuentro fue inestable e iba de un lado para otro, pero después de tiempo y trabajo persistente, fuimos capaces de vernos y amarnos más puramente de lo que lo habíamos hecho jamás. ¡Fue el TRABAJO! Sabíamos que teníamos que hacer mucho más, había más capas que descubrir (siempre las habrá porque estamos en evolución constante y no debemos parar nunca), pero vimos qué era lo que teníamos que hacer.

Con el tiempo, mientras nos sanamos de nuestras adicciones, traumas, y mucho más, supimos que todo nuestro entrenamiento y nuestras experiencias estarían al servicio de otros. Reflexionamos acerca de cómo lo conseguimos y de la manera en la que seguimos adelante sin apenas tener herramientas.

Nuestra misión.

Nosotras sabíamos que queríamos dedicarnos a nuestra misión y estábamos preparadas para dar ese salto de fe. A pesar de que ambas teníamos carreras profesionales consolidadas, y Dov había estudiado muchos años para convertirse en abogada, nos preguntamos qué queríamos realmente. Soltamos el ‘cómo’ y con 500$ en el bolsillo, dejamos que el Universo nos aportara. Con nuestro amor y nuestra intención establecidas, observamos cómo los milagros se iban abriendo. No sin obstáculos, mareos, y muchas lágrimas, pero los milagros ocurrieron. Manifestamos cada objetivo, en el número exacto y en las fechas exactas.

Una vez que nos dedicamos plenamente a nuestra misión y a nuestro despertar, la carrera fue imparable. Nuestra evolución continúa y se acelera cada vez que trabajamos con otros. Cuanto más dejamos que nuestra intuición reine, y cuanto más escuchamos y participamos activamente en el proceso de decisiones, ganamos confianza en las decisiones que normalmente irían en contra de la lógica humana. Rompemos límites a todos los niveles, cambiamos nuestra vibración hasta tal punto que nos movemos de forma instantánea entre dimensiones con el fin de recuperar las respuestas y los conocimientos que sirven para que el planeta evolucione. Estamos en contacto con dones que hemos tenido en vidas pasadas, dando un paso hacia nuestras habilidades alquímicas y chamánicas.

Estamos aquí para ayudarte, para ayudar a la humanidad, y para recordarte que tienes pleno acceso a esos dones, considerando que todos estamos conectados.

Amor & Luz,

Twin Flame Revolution

llamas gemelas del mismo sexo

Imagen: DOV Y NICOLE. Texto traducido de: https://www.twinflamerevolution.com/our-story.

Para más historias reales de Llamas Gemelas, quizás te interese leer también la de ROB Y ANGIE o la de SABRIYÉ.

2 thoughts on “Historias reales de Llamas Gemelas del mismo sexo: Dov y Nicole

Deja un comentario

Scroll Up