Energía femenina y masculina en el viaje de las Llamas Gemelas

Llamas Gemelas

Las Llamas Gemelas: el encuentro de la energía femenina y la energía masculina. Dos caras de la misma moneda. Perfectos opuestos pero también perfectos complementarios. Uno de los propósitos de esta conexión multidimensional es el de traer al planeta el equilibrio perdido entre ambas polaridades.

El Ying y el Yang describen el concepto de complementariedad entre dos fuerzas opuestas, interconectadas e interdependientes. Una semilla de cada energía está incluida en su opuesta, ambas partes son igualmente necesarias y ninguna es más importante que otra.

En el viaje de las Llamas Gemelas, esta dualidad energética se hace aún más patente. La divinidad femenina suele acarrear una proporción demasiado elevada de energías femeninas, y lo mismo le ocurre a la divinidad masculina. La brecha es muy amplia y el reto de este camino consiste precisamente en equilibrar ambos polos para que finalmente se pueda alcanzar la armonía en una unión terrenal (o reconciliación entre ambas Llamas Gemelas).

Lo más esencial de comprender es que todo individuo posee tanto energías femeninas como masculinas en su interior, aunque a menudo se posee una proporción mayor de una polaridad concreta, dependiendo de los condicionamientos externos, la personalidad, el entorno y los patrones familiares y sociales. De allí que se generen desequilibrios y disfunciones a lo largo del propio camino. Una meta obligada de todo viaje de las Llamas Gemelas es conseguir la unión (o equilibrio) de ambas energías dentro del propio ser.

energía femenina y masculina

Cuerpo físico y cuerpo energético.

Dicho esto, es importante subrayar que el cuerpo físico no representa las energías que éste acarrea. Tener un género femenino no significa tener predominancia de energías femeninas como un género masculino no refleja la predominancia de energías masculinas.

Quizás te interese leer LLAMAS GEMELAS DEL MISMO SEXO: INCUESTIONABLEMENTE POSIBLE.

Querido lector masculino, Llama Gemela encarnada en un cuerpo de hombre, que lidera este viaje de forma consciente y responsable: posiblemente tengas un exceso de energías femeninas (que no significa que seas femenino) y tu tarea sea la de conectar con tu esencia masculina. Así lo haremos nosotras también, Llamas Gemelas encarnadas en cuerpos de mujeres. Entre todos, conseguiremos finalmente despertar la divinidad masculina que reside en nuestro interior. ¿Acaso no es lo que estamos tratando de buscar fuera? Entonces empecemos desde dentro.

Tu energía femenina.

Creatividad, intuición, receptividad, emotividad, sentimientos, compasión, vulnerabilidad, fluidez, empatía, flexibilidad, paciencia.

Las energías femeninas poseen la cualidad de la suavidad, la receptividad y la expansión. Estas cualidades se sirven de la intuición para acceder a todo aquello que no suele ser visto con los ojos terrenales. Tiene la capacidad de ver más allá de lo que hay en la tercera dimensión y conocer. Las energías femeninas se caracterizan por ser en lugar de hacer.

¿Demasiada energía femenina? Se refleja en el momento en el que estás sacrificando tu propia verdad, cuando permites que otros se aprovechen de ti o cuando tienes una actitud pasiva ante la vida. Por ejemplo, cuando tu Llama Gemela no se está portando de la forma que tú deseas y aún así, permaneces en el mismo lugar energético (permitiendo, esperando, sufriendo…) ya que lo único que deseas es sentirte aceptado/a. En este caso, tu energía femenina no te está realmente apoyando, y necesita ser equilibrada y contenida por tu energía masculina.

Señales de una energía femenina supra-desarrollada:

  • Dificultad en la toma de decisiones
  • Desorganización y falta de estructura
  • Fracaso a la hora de lograr determinados objetivos

Tu energía masculina.

Estabilidad, lógica, acción, dirección, movimiento, responsabilidad, fuerza, concentración, abundancia material, claridad, intelecto, disciplina, orden, deber.

La energía masculina es una energía enfocada. Si la femenina es sutil, la masculina es física. Se caracteriza por hacer en lugar de ser. Se sirve de la lógica: «lo que no ves, no existe». La energía masculina es el contenedor, y el agua que contiene es la energía femenina: si no tuvieras ese contenedor, el agua estaría derramándose por el suelo de forma caótica.

¿Qué puede hacer la energía masculina para ti? Te permite establecer límites sanos. La energía masculina se convierte en tu protector. Se trata de una energía asertiva y por tanto te proporciona la valentía de decir «no, esto no me sirve» y empezar a caminar por tus propios pies. Seamos honestos: las divinidades masculinas tienen una capacidad innata para satisfacer sus propias necesidades, mientras que las divinidades femeninas en desequilibrio se enfocan únicamente en ofrecer su amor, su tiempo, su atención y sus cuidados, lo que conlleva a un eterno estancamiento.

Señales de una energía masculina infra-desarrollada:

  • Dudas constantes acerca de las propias habilidades
  • Incapacidad para moverse hacia adelante
  • Miedo al fracaso que impide actuar

Por el contrario, el exceso de energía masculina se refleja en el deseo de control y en el cierre emocional, y es lo que precisamente les suele ocurrir a las divinidades masculinas aún en desequilibrio: se resisten a experimentar caminos nuevos y desconectan del fluir de la vida.

El equilibrio entre la energía femenina y masculina.

Cuando ambas energías trabajan en conjunto, una vida más armoniosa se despliega ante ti. Sabrás cuándo tomar el impulso para moverte hacia adelante, cuándo es el momento de dar un paso hacia un lado y cuándo permanecer fuerte y estable en las circunstancias que se te presenten. La vida es movimiento y «lo único constante es el cambio». Un día necesitarás prestar más atención a tus energías femeninas, mientras que el día siguiente puede que sea necesario enfocarte más hacia tus energías masculinas. Cada circunstancia, cada lección, cada etapa de tu vida requiere una herramienta distinta.

3 acciones esenciales para despertar la divinidad masculina que reside en tu interior:

1. Toma decisiones concretas y estables.

Cuando tomas decisiones, estás abriendo las puertas a aquello que quieres y las cierras a aquellas otras que no quieres. Esto evita la dispersión en tu vida y asegura que tus energías se muevan hacia una dirección clara y concisa. Un paso esencial es tu disposición a asumir riesgos y aprender a convertir los errores en valiosas lecciones. El estancamiento es precisamente lo contrario de la energía masculina. Cuando no estás dispuesto/a a asumir eventuales errores, te estancas y entonces tu energía masculina se mantiene reprimida. No te escondas de tus miedos: si te comprometes a despertar la divinidad masculina que hay en ti, entonces ha llegado el momento de enfrentarte a todos ellos.

2. Asume el control y la responsabilidad.

Cuida de ti mismo/a. Toma el poder. Crea tu propia felicidad. No te conviertas en la víctima que necesita ser rescatada de su abandonado castillo. Para despertar tu divinidad masculina, necesitas hacerte responsable de tus pensamientos, de tus emociones y de tus decisiones. No culpes a los factores externos si las cosas no se dan como tú deseas, ya que sólo estarías gastando energías. Empieza a respetarte, madura y conviértete en guerrero/a.

3. Sé asertivo/a y defiéndete a ti mismo/a.

La asertividad es la capacidad para expresarte con franqueza, claridad y respeto. Significa expresar tus necesidades, lo que quieres, tus emociones o derechos, mientras respetas las necesidades y los derechos de los demás (y por supuesto, los de tu Llama Gemela). Defiende quién eres y lo que amas, defiende tu vida y lo que quieres conseguir en ella. Aprende a decir «no, ya basta» cuando las circunstancias lo requieren. No significa dejar de amar a la otra persona, significa empezar a amarte a ti mismo/a por encima de todo.

Una nueva transformación está ocurriendo en nuestro interior: el renacimiento de la energía femenina expresado por el despertar de la energía masculina. Y de nuevo, el equilibrio.

¿Quieres potenciar tu energía masculina de acción y llevar tu vida al siguiente nivel de manifestación? Trabaja conmigo.

energía femenina y masculina

8 thoughts on “Energía femenina y masculina en el viaje de las Llamas Gemelas

  1. Hola tengo muchos interrogantes y estoy confundida, estoy en proceso de cambio, no sé si mi esposo es mi llama gemela tenemos dos hijos y hemos estado experimentando muchos episodios, de separación, estoy en el proceso de desapego mediante la meditación. Y llevo en este proceso desdes hace un año cuando me presentaron a una amiga y desde ese momento ella me ha hecho reflexionar en todo esto.

    1. ¡Hola Alexandra! Con tiempo, trabajo, desapego y mucha meditación te llegarán todas tus respuestas. Confía en ti, en tu proceso y en Dios o el Universo. Te envío mis mejores energías.

  2. Wow!Muchas gracias Federica!Este artículo me viene como anillo al dedo y en el momento justo.

    Me siento totalmente identificado con cada punto que tocas de la energía femenina.

    En este caso mi llama(mujer) tiene un exceso de energía masculina y yo(hombre) de energía femenina y con sus acciones(o no acciones)me está ayudando,mejor dicho nos estamos ayudamos a equilibrar dichas energías.

    Cada día me consciente y responsable de este camino. 🙏

    Mil gracias!Saludos!

    1. ¡Hola Guille! Gracias a ti por estar aquí. ¡Qué feliz me hace saber que mis palabras resuenan con tu camino! Sigue caminando y sigue trabajando, estoy segura de que llegarás allá donde desees. Te envío mis mejores energías.

  3. Yo hace más de un año que no lo veo. Bueno, hace dos semanas digamos que el me vio a mi, puesto que yo lo vi con gafas de sol y casco de motorista, es decir, sabía que era el pero no pude ver su cara de ángel. Supuse que todo seguía igual, que los esfuerzos que yo estuve haciendo hacia mi interior no habían servido de nada, pues el permanecía como siempre, mirándome, o más bien, admirándome. Sin embargo, pronto me llegó la sensación de que se había marchado de la ciudad, de hecho, estoy convencida que ya no vive en la misma ciudad que yo. Por una parte me alegré, pues significaba que algo habíamos avanzado, «ha movido ficha», es importante no permanecer viendo la vida pasar, tratar de fluir, y vivir experiencias, pero por otra, me muero, me desgarro, pienso que con la diferencia de edad tan grande, si algún día vuelve aquí, me verá como una viejecita. Tengo la sensación de que pasó nuestro momento.

    1. ¡Hola María Dolores! Los momentos no pasan, al igual que no se pierden los trenes. Recuerda siempre que este camino se encarga de desmontar los patrones del amor convencional. No existe la edad, las diferencias ni la distancia. Si es amor, es amor en todos los sentidos y en todas las dimensiones – incluso si nunca se materializa en la realidad 3D. Desde aquí, te mando un abrazo enorme.

  4. ¡¡Esta es la clave que necesitaba!! Mis energías femeninas están supra desarrolladas y las masculinas, ¡ni se ven!

    Debo trabajar en mí para que mi gemelo pueda hacerlo también.

    Mil gracias por sus consejos 😘😘

Deja un comentario

Scroll Up