Hablemos de señales en el viaje de las Llamas Gemelas

Llamas Gemelas

Uno de los aspectos más patentes del viaje de las Llamas Gemelas es el Universo arropándonos constantemente con señales. Con frecuencia, a lo largo del camino, nos topamos con todo tipo de indicadores multidimensionales; unas veces aparecen como semáforos en rojo que nos obligan a parar y a reflexionar; otras veces se manifiestan como patines con ruedas que nos incitan a seguir con más confianza en la misma dirección. Las señales son siempre auténticas, así como indispensables. Forman parte del amor y del apoyo que nos quieren ofrecer el Universo, los guías y nuestra Llama Gemela durante nuestro crecimiento.

Señales: una breve introducción.

En el camino espiritual, determinadas secuencias numéricas repetitivas pueden ir apareciendo de forma constante. El 11:11 es quizás una de las secuencias más conocidas. Se trata de un portal entre dos mundos: el mundo de la tercera dimensión y el mundo de la quinta dimensión.

Quizás te interese leer: QUINTA DIMENSIÓN: LA META DE LAS LLAMAS GEMELAS.

En otras palabras, se trata de una llamada al despertar. Si te percatas de estos números con frecuencia, debes saber que son un mensaje del Universo comunicándote que te encuentras en el camino del despertar. Así que ábrete al potencial divino que reside dentro de ti. Conforme te adentres cada vez más en este mundo, pueden aparecer otras secuencias, como 12:34, 111, 1:33, 333, 444, 555, y así en adelante. Mucho se puede encontrar acerca del simbolismo de cada número, pero el verdadero significado es aquel que más resuene contigo. Lo más importante es entender que son mensajes que te envían tus espíritus guías, ángeles o quienes te acompañen. Su objetivo es comunicarte que estás siendo guiado hacia la dirección adecuada para ti y que te estás alineando contigo.

En el camino de las Llamas Gemelas, es muy común que estos números tiendan a incrementarse en los períodos de dificultad, lucha y dudas; especialmente en la fase de separación, momento en el que más necesitamos reafirmación. Por tanto, estas secuencias numéricas representan un apoyo desde las altas esferas, para mostrarte que siempre están presentes para darte un empujoncito a seguir avanzando.

Recuerda que tus espíritus guías te van guiando y asesorando cada día, independientemente de que te percates o no. Te acompañan a lo largo de todo tu crecimiento personal y espiritual, ayudándote a alcanzar tu potencial, descubrir tu verdadera naturaleza y encontrar tu lugar en el mundo.

A menudo el proceso avanza aunque no te estés dando cuenta. No dejes de creer y recuerda que estás emprendiendo un viaje muy importante.

señales

Sin embargo, no todas las señales son sólo números. De hecho, tipo de señales hay tantos como seres que las reciben. El Universo nos puede hablar por infinitas vías, eligiendo para cada uno las más afines con su esencia:

  • Experiencias recurrentes.
  • Sueños.
  • Animales.
  • Sincronicidades.
  • Objetos perdidos/encontrados/rotos.
  • Palabras o frases recurrentes.
  • Dolores físicos.
  • Canciones y sonidos.
  • Encuentros inesperados.
  • Emociones sin razón aparente.
  • Olores.
  • Intensas intuiciones.

En definitiva, las señales te muestran la inalterable conexión que mantienes con todo lo que te rodea, con lo que no ves y con las otras esferas. Quizás a veces no te permitas verlas, pero siempre están. A menudo son claras, otras veces extremadamente confusas. Tanto en un caso como en el otro, están tratando de decirte algo: algo que debes saber ahora.

En este viaje hay que armarse de una fe infinita, de una paciencia incalculable y de un valor inagotable. Las señales que nos muestran el apoyo del Universo se convierten en lo más reconfortante que podamos recibir jamás. Sin embargo, pueden resultar peligrosas cuando la mente está al acecho.

Mi experiencia personal.

Como les ocurre a todas las personas durante su despertar espiritual, cuando empecé a recorrer mi camino, todo eran señales: números, frases que me llegaban en el momento oportuno, sueños, visualizaciones que me llevaban a destinos inesperados y sorprendentes. En mi caso, no puedo decir que las señales fueran excesivamente abundantes, pero las que me llegaban siempre lo hacían en los momentos que más las necesitaba.

Quizás te interese leer: 4 MENSAJES IMPORTANTES QUE LA ESENCIA DE MI LLAMA GEMELA ME ENVIÓ DURANTE MI VIAJE.

Sin embargo, con el pasar del tiempo, conforme avanzaba en mi evolución, las señales y los mensajes empezaron a disminuir. Cada vez he ido recibiendo menos, y algunas veces me he sentido incluso abandonada por el Universo. Desde hace un tiempo, apenas recibo. Incluso hay momentos en los que me irrito con mis guías cuando de repente miro el reloj a las 11.09 de la mañana, o las 1.13 de la madrugada. «¿En serio? ¡Con lo reconfortante que hubiera sido mirarlo 2 minutos más tarde o 2 minutos más temprano! ¿Por qué os hacéis los bromistas conmigo?».

Desde que empecé a experimentar esto, me he ido cuestionando el porqué de esta paulatina disminución de señales. «¿El Universo me ha abandonado?, ¿Me habré salido del camino y estaré completamente equivocada?, ¿Será que este viaje como Llama Gemela ya no me pertenece?». Sin embargo, siempre me viene la misma respuesta: «Es que ya no las necesitas«.

Señales y ego: ¿tienen relación?

Con el tiempo entendí que, al molestarme por no recibir ninguna señal, quien estaba herida no era mi esencia, sino mi ego por no estar obteniendo ningún tipo de confirmación externa. Me di cuenta de que mi ego seguía buscando indicadores en el exterior que confirmaran mi camino, en lugar de mirar hacia el interior. Por esta razón, mis guías decidieron suspender toda concesión. «No las necesitas, porque tu fe ya no puede depender de ellas».

Existe una línea delgada entre la apertura a la hora de recibir todo tipo de señales y la necesidad que se llega a tener hacia ellas. Como ya sabes, en la necesidad es donde actúa el ego. Cuando buscas constantemente pruebas que reafirmen tu camino, cuando apoyas tu fe únicamente en ellas, cuando te agarras a las señales como si fuera tu única explicación, es la mente quien te está controlando.

El peligro reside en que, cuando centras toda tu atención exclusivamente en los mensajes externos, estás dejando de escuchar tu sabiduría interna; y cuando dejas de escuchar tu sabiduría interna, estás dejando en manos de tu mente la interpretación de esos mensajes. Y lo que sea que te quiera transmitir el Universo, tus guías o tu Llama Gemela, siempre deseará que lo entiendas desde tu esencia.

Las señales nacen desde dentro ti, no de fuera.

En mayor o en menor medida, la señales siempre estarán presentes durante todo tu camino. Sin embargo, el mensaje más importante es aquel que te nace desde dentro, desde tus intuiciones y tus emociones; sin depender de los indicadores externos que puedas recibir (o no recibir). Existe la tendencia a creer que el Universo es algo externo, que los guías son entidades alejadas de nosotros y que nuestra Llama Gemela es un ser separado. ¡Cuánta equivocación! Todos somos uno, así que en el fondo, las señales que recibes no son sino aquellas que tú te estás enviando. No le entregues a tu mente el poder de controlarlas.

Quizás te interese leer: LA SEPARACIÓN DE LAS LLAMAS GEMELAS: DESMONTANDO LA ILUSIÓN Y ACEPTANDO LO INVISIBLE.

En mi experiencia, he llegado a la conclusión de que si no recibo señales no es porque me haya perdido, porque no esté recorriendo el camino correcto o porque mi Llama Gemela no es en realidad mi Llama Gemela. Aunque es agradable recibirlas de vez en cuando, he aprendido que mi fe y mis creencias no dependen de ellas. Si trato de sentirlo desde mi ser, efectivamente no hay señales que puedan confirmar aquello que mi corazón ya siente plenamente.

Por otro lado, cuando recibas muchas señales, trata de hacerte consciente de si la interpretación está siendo controlada por el ego y sus necesidades. Las señales son las que son y su mensaje es tu lección. Pero el verdadero mensaje oculto debe ser interpretado únicamente por tu esencia.

Como siempre, no olvides mirar hacia dentro, en lugar de mirar hacia fuera.

¿Tienes demasiados bloqueos, te sientes estancado/a, sin rumbo y quieres poner más claridad a tu camino? Trabaja conmigo.

señales

7 thoughts on “Hablemos de señales en el viaje de las Llamas Gemelas

  1. Curioso…menos los olores de todo lo demás algo se, pero nunca lo hubiera relacionado con el gemelo. Es lo que yo llamo «mi abanico personal de experiencias». Aunque a lo mejor … quizás lo he conocido en sueños, recuerdo la impresión tan tremenda que me llevé en una ocasión al soñar con una persona. No llegué a verle la cara solo la nariz.
    Recuerdo que fué como encontrarse con alguien que conoces muy bien y al que hace una eternidad que no ves. Sin embargo no habia nada romantico ni moscas revoloteando alrededor nuestro, fué otro tipo de sentimiento, no sabria explicarlo con palabras. Y sino me equivoco lo he visto en dos ocasiones, suponiendo que sea la misma persona porque solo consigo verle la nariz. Debe ser como el Cirano de Bergerac… ¡Madre mia! A saber que habrá detrás de todo esto, ¿Imaginaciones mias? pero ¿A santo de que? Y si lo son, ¿Porque esa fijación con la nariz? jajajaja. Que bueno.
    Saludos.

    1. ¡Hola Carmen! Sea cuál sea el significado, trata de no interpretarlo desde lo mental, sino únicamente desde lo que sientas en tu esencia. Es el ego el que se hace las preguntas… pero es tu corazón quien tiene las respuestas. ¡Un fuerte abrazo!

    2. Nunca he pensado que fuese mi alma gemela, ni siquiera me lo planteé. Desde el corazón se que es alguien importante para mi, pero …¿Soy sincera? …creí que quizás era mi maestro.
      Seguiré tu consejo, aunque…no me fio mucho de mi corazón. A veces…no diré yo que engaña porque es cierto que de todas las situaciones vividas por hacerle caso he sacado lecciones «tremendas» y no exagero, aunque bien mirado si me hizo ir por esos caminos por algo seria, intentaré confiar más en él.
      Gracias Federica, por todo, por lo que escribes y porque podemos comentar, es un auténtico alivio.
      Un abrazo
      Carmen

    3. Independientemente de cómo lo quieras definir, estoy segura que esa persona es tu maestra, principalmente porque todo ser que se cruce en nuestro camino nos viene a enseñar alguna lección. Quizás el aprendizaje esté precisamente en aprender a confiar más en tu corazón… ¡Tiene mucho que decirte, y mucho que enseñarte! Déjalo fluir… ¡Un abrazo a ti también!

  2. Como siempre, ¡sus comentarios dan justo en el clavo! Yo antes recibía muchas señales (antes incluso de saber qué era una llama gemela y que él era mi llama): el número 26 en fechas, su nombre en publicaciones, su apellido recalcado incluso por un comentarista taurino (Elizondo, ¡sí, Elizondo!, dijo esa persona, yo quedé impactada), la mecha de una candela tomó forma de la llama trina, el aceite que quemaba tomó dos veces forma de corazón, la vez que ambos nos bloqueamos por WhatsApp y luego yo lo desbloqueé y en seguida él a mí, secuencias numéricas 11, 22, 77… puedo seguir enumerando muchos.
    Admito que ya no me pasa tan a menudo, incluso llegué a estar preocupada pero luego de leer este artículo (¡otra de las muchas señales del Universo!) me siento más tranquila porque sé que ya no necesito más señales, que estoy en el camino correcto, que el es mi llama y que ¡ya! debo trabajar en mí.

    Millones de gracias, Federica, por existir, por compartir sus experiencias con nosotros y por ser nuestra guía en este proceso. Gracias por su seriedad y profesionalismo en este tema que, muchas veces es “manoseado” por charlatanes y gente que se cree con la verdad absoluta, que pretende manipular a los demás.
    Gracias ?

    1. ¡Cuántas palabras bonitas me regalas! No sé cómo puedo agradecértelo. Millones de gracias a ti por ser parte de esta comunidad, por tener la valentía de crecer, por tener la sabiduría que ofrece este camino. ¡Qué vengan mis guías a amonestarme si en algún momento predico mi verdad como la absoluta! Verdades hay tantas como seres que la transmiten, y yo lo único que busco es ayudarte a que descubras la tuya. ¡Gracias!

Deja un comentario

Scroll Up